Shadow

NUEVOS IMPUESTOS DE COLOR VERDE PARA ESTADOS DEL NORESTE

Publicada:

Comenzando por Nuevo León, el Pleno del Congreso aprobó la Ley de Ingresos y Egresos para el ejercicio fiscal del 2022, primer presupuesto del gobernador Samuel García, por cierto, dentro de la Ley de Ingresos del Estado van los “Impuestos Verdes”. Con esto, el gobierno de Nuevo León recaudará cerca de 400 millones de pesos, de los cuales más de 350 millones serán por cuotas o multas a las pedreras.

Cabe destacar, el Gobernador ha asegurado que los impuestos verdes contemplados en la reforma fiscal 2022 no tienen fines recaudatorios sino regulatorios para todas aquellas empresas y fábricas que contaminen el medio ambiente, pues la intención es motivar a que:

“ …las empresas y fabricas inviertan en procesos verdes (filtros, por ejemplo) en lugar de pagarle al estado una multa”.

No obstante, el objetivo es que esta medida de un alivio a la calidad del aire que se respira en la urbe de Nuevo León, y que las empresas aporten para remediar la contaminación que generan.

Samuel García comentó que los impuestos verdes serán solo para un poco más de 150 fábricas y alrededor de 20 pedreras que tienen detectadas, “NO PARA LOS CIUDADANOS”.

Hay que hacer notar que con la reciénte visita del gobernador Samuel García a Glasgow Escocia a la COP26, surgen preguntas:

¿Nuevo León se encuentra bajo la influencia y efecto de políticas públicas ambientales, similares a las de Noruega o Francia?

Da un aire, a que el gobernador fue influenciado por Raymond Johansen y Celia Blauel con quienes compartió panel, regresó con una visión más amplia en temas como: el impacto sobre la base de protocolos internacionales, relacionada con la evolución de la tecnología, urbanismo sustentable, aire limpio, evaluación del impacto ambiental, etiquetado energético, ambiente, patrimonio.

¿Pero va de verdad o solo es política ficción, simulación, un fin para un medio, recaudación?

¿Buscan concientizar para el bien común y no para el control, manipulación, e involucrarnos para ser parte de una política?

¿Un “bluf” a ver que sucede?

Entre los estados, Nuevo León se caracteriza por ser un estado modelo con respecto a temas industriales y de hecho ahora con un nuevo gobierno, en épocas de diversas crisis, surge un nuevo “mindset”  en la política, que se presume “viene incrustado en las nuevas generaciones”, la intensión es involucrar a los neoloneses en la agenda verde del Estado.

Me recuerda un libro de título: “Economía limpia: el desafío de las energías renovables” escrito por Julio Panceri, quien embiste con fuerza el presente mirando al futuro de la humanidad, convencido de las señales que nos envía la naturaleza cada año las cuales son más intensas y claras.

En la participación, García anuncio:

“Vamos por una reforma fiscal verde, por eso el anuncio es que hay otras formas de atacar el cambio climático, la contaminación, y son los impuestos verdes los que buscan regular, no recaudar”.

Esto coincide con un encarecimiento en el sector de la construcción, pues ya circulan los nuevos precios de material, aumentos contundentes en la “canasta básica de la construcción”;  malla de acero, castillos armados, varilla, arena del 5, cemento, por mencionar algunos.

Posterior al informe, pedreras de Nuevo León anunciaron que subirán desde un 76% hasta un 182% los precios por tonelada de sus productos, por el impuesto verde estatal; La arena del 4 y 5, CNC (triturado fino), mixto y grava del 2 entre otros, a partir del pasado 1 de enero 2022.

Además de Nuevo León, existen más ciudades de otros Estados que mostraron un incremento anual en el precio de sus insumos para la construcción por encima del promedio nacional por mencionar algunas: Guadalajara con 11.1%, Mexicali con 11.6%, Puebla con 10.1%, Culiacán con 9.4%, Aguascalientes con 13.9%, Ciudad Juarez con 12.2% y Toluca con 9.3%, entre otros.

Recapitulando; el crecimiento anual en los precios de los insumos para la industria de la construcción fue de 8.01% a inicio de año 2021 y un crecimiento de 3.2% a diferencia de diciembre 2020.

A saber, Tamaulipas aprobó el impuesto ecológico en junio 2020 sin embargo entro en vigor el primer día de este año, Yucatán en este año de igual forma y Querétaro para 2023, simultáneamente cada vez son más estados y ciudades que adoptan este impuesto verde.

En definitiva, el sentimiento de oposición o animadversión de la iniciativa privada hacia los impuestos verdes es evidente. Pero “más y más” como la canción de Draco Rosa, desde siempre el sistema productivo va junto con pegado a la calidad del medio ambiente, pues se encuentran fuertemente vinculados a mayor o menor proporción desde la revolución industrial.

Globalmente, la lucha por la sustentabilidad, el compromiso social y del sector privado ha sido una constante interrogante, pero no olvidemos las primeras necesidades, para algunos, el medio ambiente se encuentra al último en la lista de sus prioridades.

 

“Nunca la sabiduría dice una cosa y la naturaleza otra”

Dècimo Junio Juvenal, poeta Romano.

 

Contacto:

Email: hector.mldo@gmail.com

Instagram: @hector.mldo