miércoles, septiembre 22
Shadow

EL GALLO GIRO LLEGÓ A TAMAULIPAS

Publicada:

Tras las pasadas elecciones en Tamaulipas, corre como secreto voces,  la cada vez más – POSIBLE-, (y lo escribo con mayúsculas) alternancia para la gubernatura.

Una alternancia, puede no ser nada tersa, a como va la cosa; y es que el panismo ha dejado correr como agua entre sus manos una oportunidad invaluable que el pueblo de Tamaulipas le brindó.

Hoy los nacidos en este estado del norte, están cansados de las apariencias, de la indiferencia, del abandono. Han dejado de creer en los funcionarios de escritorio y han comenzado a elegir a sus iguales, con la esperanza, de que sean ellos, que han vivido las mismas precariedades e injusticias, los que entiendan de mejor forma, que rumbo debe tomar una nación, un estado y una ciudad. Esta misma radiografía se repite, en muchos de los estados del país.

López Obrador, se ha convertido en un modelo, pero principalmente en estandarte de la perseverancia para el morenísimo, en una víctima de cientos de injusticias que lo llevaron a perder la elección presidencial una y otra vez. En un hombre,  que ha decidido sacrificar el propio dinero del estado para entregárselo a quienes “menos tienen”.

Y esto, no lo digo yo, cuando sales a la calle y hablas con el taxista, con el carnicero, con el estudiante, con el vecino, con el abuelito, con el aseador de calzado o con el taquero, escuchas una y otra vez la misma historia. A Andrés Manuel López Obrador, la gente le cree su honestidad, su incorruptibilidad y la sencillez de su conducta.

El hoy presidente de México es el mas reciente artífice de toda una ideología política y ha logrado capitalizar para él y sus nuevos cuadros, cada derrota, para convertirla en una oportunidad de continuar ganando terreno; y en Tamaulipas no ha sido la excepción.

Antes de la pasada elección, mas de alguno veía en Morena un partido sin estructura, mas de alguno pensó que sus candidatos salieron del anonimato directo a la campaña, luego dudaron de la capacidad de los mismos, otros más, dijeron que esos candidatos ni campaña estaban haciendo por lo que el proyecto estaba perdido… y cuando llegó el 6 de junio, la sorpresa fue mayúscula.

Tras este episodio, muchas debieran ser las lecciones para la clase política en el poder, que creo, ya tendrán tiempo de seguirlas analizando, por que al momento no han sido bien digeridas y siguen cometiendo los mismos errores.

Sin embargo, con los tiempos no hay marcha atrás, ni es momento para esperar a que les caiga el veinte y que cada quien aprenda sus lecciones, cuando se ven en el horizonte el paso sin pausa y sin prisa, de quienes pueden convertirse nuevamente en un dolor de cabeza para la actual administración.

El día de ayer, inició una gira de trabajo por el sur de Tamaulipas Alejandro Rojas Díaz Durán. Un hombre al que no le ha temblado la mano para señalar y llevar a las instancias que ha creído pertinentes, asuntos hasta entonces desconocidos por los tamaulipecos y por todos los mexicanos.

Y en su conferencian de prensa, uno de mis compañeros reporteros señalaba que estábamos en presencia del enemigo público numero uno de Cabeza de Vaca y saben que, no es poca cosa decirlo.

El autonombrado mas chilango de los tamaulipecos ha llegado para dar a conocer, una cruzada por un nuevo Tamaulipas, buscando ser favorecido por el Movimiento de Regeneración Nacional para ocupar la gubernatura.

Alejandro Rojas Díaz Durán es un hombre que conoce a la perfección la geografía tamaulipeca, con una visión sustentada en una economía dinámica, que pretende consolidar a la entidad como un centro neurálgico de comercio internacional, por sus cruces fronterizos, sus carreteras, sus puertos y sus aeropuertos.

Pero sobre todo, posee una visión participativa, vinculando a las instituciones educativas, a los sectores dedicados a la investigación, a los recursos de la iniciativa privada y las gestiones interinstitucionales dentro del sector publico, para lograr nuevos nichos que coloquen al estado en niveles de mayor desarrollo, tecnología y bienestar. Lo sabe hacer, pues en la Ciudad de México ha tenido diversas experiencias de la mano de Marcelo Ebrard cuando fue jefe de gobierno.

Díaz Durán pretende relanzar la marca Tamaulipas en México y el mundo, explotando las bondades de cada uno de sus rostros: el de las maravillas naturales, el industrial y productivo, el de la fecundidad agrícola y ganadera, el del largo litoral pesquero, el de las inversiones, el portuario, el del impulso al conocimiento, el petrolero… en fin, en su visión, Tamaulipas no es uno solo… Son cientos empujando decididos a salir adelante y esos, para el, son precisamente, los que han mantenido el estado a flote pese a todas las contrariedades.

Alejandro Rojas ha dicho ser,  no solo el “gallo giro” de MORENA, sino un ciudadano que continuará poniendo el dedo en la llaga en su búsqueda por eliminar la corrupción de Tamaulipas y establecer un nuevo orden de paz, seguridad, progreso y bienestar.

Esto apenas comienza… seguiremos platicando a voz bajita.

Como siempre, nos leemos pronto.

Los leo: lesliecarusl@gmail.com

Pueden seguirme en:

FB @LeslieCarusL / TW @lesliecarusl

IG lesliecarusl / LI Leslie Carús Lárraga

Hasta la próxima.

Disculpa, no puedes copiar contenido de este sitio.